contador de visitas

Gracias a la colaboración establecida con DOCAMAR todos los deportistas de la ADOP han podido recibir unas camisetas de calentamiento.

 

Os invitamos a que os paséis después de cada partido por Alcalá 337 a probar las mejores bravas de todo Madrid.


http://www.docamar.com/

NOTICIAS RELACIONADAS

Fuente: http://www.corazondepatata.com/
IMG_20150223_115754

Agrupación Deportiva del Obispo Perelló: deporte, barrio y bravas

En Quintana tenemos un colegio de larga tradición que comenzó su andadura hace ya más de 50 años de la mano de los Misioneros de los Sagrados Corazones de Jesús y María: el Colegio Obispo Perelló. Por sus aulas han pasado miles de alumnos y es toda una institución en el barrio. Y casi paralelo en el tiempo, Docamar también abría sus puertas en la plaza de Quintana, otro clásico que también con el paso de los años se ha convertido en institución, en nuestro caso gastronómica.

Llamarme antigua pero soy de las que piensan que en estos tiempos en los que el individualismo está en alza, no conocemos al vecino de la puerta de enfrente y cada día tenemos menos vida social, a mí me encanta el arraigo al barrio, a su gente y a sus comercios. Que si, que está muy bien, que tal y como está la vida no sobra tiempo para socializar con el vecindario y menos para jugar un partido de solteros contra casados, ni siquiera para tomar una caña. Se admite, pero no conozco a nadie a quien no le guste vivir en un barrio dinámico donde suceden cosas, donde la gente se para a conversar, los críos juegan por la calle y los comercios sobreviven a la crisis. ¿Te trata la gran superficie como el tendero de la esquina? ¿Se te olvidó que pasaste media infancia jugando en la calle? ¿No has tenido nunca que echar mano de la ayuda de un vecino?

En una sana colaboración con la Agrupación Deportiva del Obispo Perelló, este año Docamar subvenciona las camisetas que utilizan los chicos en los entrenamientos, y a cambio los esponsorizados pasean su nombre por los colegios y polideportivos del distrito; y los sábados, después del partido, son muchos los que vienen a celebrar el resultado o a recargar pilas a base de bravas. Este tipo de acuerdos entre comercios y asociaciones o equipos del barrio son más antiguos que Carracuca pero, desde mi punto de vista, siguen siendo tremendamente útiles y ojalá muchos más comercios se suban a este carro.

Por otra parte, ¿quién sabe si un día recibes la satisfacción de que le pagaste la camiseta a un Ronaldo o a un Messi cuando empezaba a dar patadas a un balón?